Visita el blog de mi otro proyecto para el cole:

Visita mi blog sobre filosofía a partir de álbumes ilustrados (para niños a partir de primaria):

Visita mi blog de reseñas de libros infantiles:

Visita la página de mi serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños

martes, 20 de noviembre de 2012

Sesión número 2, sobre la amistad. 20.11.2012

Nuestra segunda sesión de Filosofía a la de tres ha estado dedicada a la amistad. Hemos hablado de buenos amigos y de buenas amigas y lo hemos pasado muy bien.

Ilustración de Maurice Sendak para el libro
¿Quieres ser mi enemigo? (Let's be Enemies) de Janice May Udry
Fecha: 20 de noviembre, 2012
Lugar: CEIP Estados Unidos de América - Huarte de San Juan
Clase: 3 años (con Pilar Lara Arribas)

¿Quiénes estuvimos? 
Estuve yo (Ellen),
Pilar (la profesora)
y los siguientes niños y niñas:
Adrián Mansilla
Iván
Victoria
Alba Martín
Alba Torres
Leonardo
Iain
Pablo
Adrián González
Esther
Yumalai
y
Leyre


OBJETIVO DE LA SESIÓN: 
Ir acostumbrando a los niños y niñas participantes en el proyecto a los hábitos y a la estructura y rutina de las sesiones de filosofía. En la primera sesión pudimos conocernos un poco e introducir dos hábitos de la práctica de la filosofía: hablar y escuchar. En esta sesión, sin descuidar el hablar y el escuchar, el objetivo era introducir otros dos hábitos de la práctica de la filosofía: pensar y expresar acuerdo o desacuerdo.

Estas primeras sesiones son introductorias y el objetivo general principal es la familiarización con la actividad. Por eso, aunque en la primera sesión hablamos brevemente del miedo y en ésta hemos hablado de la amistad, se trata por el momento de trabajar la forma, más que el contenido. Se trata de acostumbrarse a la rutina de las sesiones de filosofía para que ya pronto reconozcan de qué se trata la actividad y hagan suya la rutina, participando, escuchando, opinando y, progresivamente, dando razones.

CONTENIDO DE LA SESIÓN: 
Hemos empezado por saludarnos y recordar cómo nos llamamos todos. Todos se han acordado de que yo me llamo Ellen y yo me he acordado de todos los nombres. ¡Bien!

Una de las niñas que asistía a la sesión, Leyre, no había estado presente el primer día pero no ha tenido problemas para incorporarse, ha participado un poquito y creo que ha disfrutado del cuento también.

Yumalai llegó un poco tarde, pero justo a tiempo para el cuentecito.

Antes de empezar con el cuento, hemos recordado qué era lo que venía yo a hacer cada dos semanas a la clase. ¿Cómo se llamaba? Y muchos nos hemos acordado: ¡Filosofía! Algunos han querido repetir la palabra porque suena tan bien: FI-LO-SO-FÍ-A.

Hemos recordado las cosas que se hacen en filosofía. Primero, hablar. Pero no hablar de cualquier manera. Ni gritando ni susurrando. Hay que hablar ALTO Y CLARO. ¡Eso es! Entonces, quien ha querido (que han sido todos) nos han contado cómo se llama su mejor amigo o su mejor amiga y qué cosa le gusta de ellos (una de las razones por las que somos su amigo o amiga).   


Alba Martín nos ha dicho que su mejor amiga es Victoria porque es simpática y buena. Entonces Esther ha protestado un poco porque ha dicho que Victoria también es amiga suya. Hemos preguntado si una persona puede ser amiga de varias personas y hemos estado de acuerdo en que sí. Así que hemos procedido.  Victoria nos ha dicho que su mejor amiga es Alba Martín porque es simpática, y también Iván. Iain nos ha dicho que su mejor amigo es Adrián Mansilla porque siempre le busca en el patio para jugar con él. Iván nos ha señalado con el dedo a sus mejores amigos: Iain y Pablo. Alba Torres nos ha dicho que su mejor amiga es Victoria porque es cariñosa. Leonardo nos ha dicho que su mejor amigo es alguien que no está en la clase con el que juega fuera. Leyre nos ha dicho que su mejor amiga es Victoria y que una de las cosas que más le gustan de ella es su vestido de Blancanieves. Entonces todos han empezado a contar qué vestido o disfraz tienen ellos. Iain tienen un disfraz de Peter Pan, Alba Torres tienen un vestido rosa y Leyre tiene también un vestido muy bonito. Le he preguntado a Victoria si ella comparte su disfraz de Blancanieves, si alguna vez se lo ha dejado a alguien, y ha dicho que sí.

(Nota para mí misma: ¡no olvidarme la grabadora en casa la próxima vez!).

En el transcurso de la conversación, han ido saliendo las características de un buen amigo que he marcado en negrita arriba. Un buen amigo es una persona simpática, buena, "compartible" (puede ser amigo de varias personas), que nos presta atención (siempre nos busca en el patio...), cariñosa, que puede ser de distintos sitios, no sólo del colegio. Una de las cosas buenas de los amigos también es que tienen juguetes distintos a los nuestros y que puede ser divertido intercambiarlos. Como primera aproximación a una definición de la amistad, ¡no está nada mal!

En la conversación, también comprobamos que no se nos da mal otra de las cosas que son muy importantes cuando hacemos filosofía: escuchar y estar muy muy atentos. ¡Bravo!

Luego hemos hablado de dos cosas más que son muy importantes en la filosofía.

La primera es pensar
Hemos preguntado si alguien sabía decir, levantando antes la mano para hablar, con qué parte del cuerpo se piensa. Y Adrián Mansilla ha sido el primero en levantar la mano y decir que se piensa con la cabeza. ¿Más específicamente? ¿Qué es lo que hay dentro de la cabeza que sirve para pensar? El cerebro. Luego hemos tenido una conversación muy interesante sobre la importancia de que la cabeza esté tan dura. Al parecer es para proteger el cerebro, que está blandito. Y esto nos ha llevado a hablar de la importancia de nuestros huesos y nuestra piel para proteger lo que tenemos dentro. Iain ha dicho que la piel sirve para tapar la sangre y los huesos. Pues sí. Pero enseguida hemos vuelto al tema en cuestión, a pensar. En filosofía vamos a aprender a pensar. A pensar bien bien bien. 

La segunda cosa muy importante cuando hacemos filosofía es decir si estamos de acuerdo o si no estamos de acuerdo con otra persona. Hemos practicado un poco.

Me he puesto de pie y he dicho, en voz alta y clara: "A mí Caperucita Roja me parece muy muy mala. Que levante la mano quien no esté de acuerdo conmigo." Aquí varias personas han levantado la mano, como Alba Torres, Iain y Pablo. Y hemos practicado diciendo "Yo no estoy de acuerdo contigo. Caperucita es buena". Luego he pedido que levanten la mano quien esté de acuerdo conmigo y han levantado la mano Victoria y Adrían Mansilla. Y me han dicho que sí están de acuerdo conmigo. Victoria dijo que Caperucita es mala y ¡que por eso se la come el lobo!

Luego he dicho: "A mí el lobo del cuento de Caperucita me da mucha mucha penita, pobrecito."
En esta ocasión, casi todos NO han estado de acuerdo conmigo, aunque aún quedaba alguno que decía estar de acuerdo.

Seguiremos practicando y haciendo distintos juegos para aprender a expresar acuerdo y desacuerdo. A esta edad es muy normal que se exprese siempre acuerdo con lo que dice un adulto. Poco a poco, al ir tomando ellos protagonismo de las conversaciones, y al tener que expresar acuerdo o desacuerdo entre ellos, irán aprendiendo a distinguir una cosa de la otra.

Yo estoy muy muy contenta con el grupo. Vamos a ser muy muy muy buenos haciendo filosofía porque sabemos:
-Hablar alto y claro
-Escuchar antentamente
-Pensar bien
-Decir si estamos de acuerdo o no estamos de acuerdo 
Y también:
-Iremos aprendiendo a dar razones, a decir por qué.

Entonces hemos empezado la sesión diciendo todos a la vez: 

¡Filosofía a la de uno! ¡Filosofía a la de dos! ¡Filosofía a la de tres!

Hemos leído un cuento sobre dos niños que se llaman Jaime y Juan. ¿Amigos o enemigos? ¿Qué pensáis? Podéis escucharlo de nuevo aquí: 



A todos nos ha gustado mucho el cuento. Es divertido y tiene unas ilustraciones bastante graciosas.

Hay muchas imágenes de cuando Jaime y Juan son amigos, como ésta:


























Y luego muchas imágenes de cuando están enfadados, como ésta:














Después de leerlo, hemos hablado un poco del cuento.
A todos nos ha gustado. Pero no todos estamos de acuerdo acerca de si Jaime y Juan son amigos o enemigos.

Iain ha dicho que en realidad son amigos, pero que al principio están enfadados o "enemigos". Victoria ha dicho que son enemigos porque están siempre enfadados. Pero cuando le he preguntado a Victoria si alguna vez ella se ha enfadado con Alba Martín, me ha dicho que sí. Pero que luego se han perdonado.

Aun así, en abstracto, nos costaba aceptar que podíamos perdonar a un amigo por tirarnos arena. Alba Torres piensa que los amigos no se tiran arena.

En este momento, algunos hemos empezado a mostrar señales de cansancio y hemos decidido dar por finalizada la sesión.

¿Qué nos ha gustado más de la sesión de filosofía? Respuesta unánime: ¡EL CUENTOOOO!

Pues sí. Es que era bueno el cuento.

A mí me ha encantado también esta segunda sesión. La próxima sesión, el 4 de diciembre.

¡Hasta entonces!

Filosofía a la de una, filosofía a la de dos... ¡filosofía a la de tres!

NOTA: Me ha preguntado algún padre dónde se puede comprar el libro. Este libro sólo está disponible en inglés (la traducción es mía, y la hice exclusivamente para esta sesión). Pero si os interesa otro libro sobre la amistad muy bueno, os recomiendo Un día diferente para el Señor Amos, de Erin y Philip Stead, editado por Océano Travesía. Podéis leer más sobre este libro aquí.Y podéis comprarlo o pedirlo en cualquier librería especializada (recomiendo La Mar de Letras, en la Calle Santiago, entre la Plaza de Oriente y la Calle Mayor) o si no, por internet también, en www.amazon.es. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario